Cuando personas que han sido testigos de Jehová por  años, y han servido a Jehová dentro de las congregaciones  que daban por hecho  formaban parte de la organización de Jehová, un buen día, mirando a su interior, despiertan con la conciencia intranquila, porque aún siendo personas que aman a Dios, estudian y examinan la escrituras diariamente, su conciencia no les permite formar parte de lo que se han dado cuenta. Que Dios no necesita una organización que le represente. Que el esclavo fiel y discreto no es una clase, sino es cada individuo que le es fiel a Dios, y que la Biblia es para examinarla y ser probada por sí misma. Cualquier religión o confesión religiosa, culto, secta, organización, etc…. que no se ajuste a la verdad de las Santas Escrituras, está identificándose directamente con Babilonia la Grande, y tal como leemos en Revelación, la advertencia de nuestro Padre es clara, “Sálganse de ella pueblo mío, si no quieren recibir parte de sus plagas” —

Cualquier individuo, sea cual sea su origen, raza, cultura, por el mero hecho de alabar a Dios, amarle y desear de corazón ser un hijo de ese pueblo, ya está formando parte de él. Esa es mi humilde opinión. Gracias a todos los contribuyentes con sus experiencias.

Recopilando más experiencias………..

About these ads