¿Quién nombra a los ancianos de las congregaciones?

¿Es un requisito imprescindible para un testigo de Jehová aspirar a anciano de congregación?

Si una persona durante años como testigo de Jehová no desea la responsabilidad como anciano en la congregación a la que asiste, ¿es señal evidente de debilidad espiritual?

¿Es considerado cristiano de menor calidad ante sus hermanos de creencia?

¿Se puede sentir discriminado por ello?

¿Es necesario realmente algún puesto en la congregación para contribuir al apoyo de sus hermanos de creencia basado en el amor bíblico?

Encontré varias referencias que me hicieron ver que la humildad que debería caracterizar al cristiano verdadero no siempre es así en las congregaciones de los testigos de Jehová.

¿Debería  Dios aprobar  éste comportamiento en las congregaciones de los testigos de Jehová?

Nota: post en desarrollo